martes, 16 de mayo de 2017


ZARRAPASTRA-TEATRO

Nos disteis un txute emocional inesperado todos-as las que vinisteis a vernos en la despedida a Villava. Vaya detallazo el de la Federación con el reconocimiento a nuestra trayectoria y qué bonito el final de  función en el que nos fundimos en un abrazo. También os sentimos a los que no pudimos dároslo,  pero que sabemos que estabais ahí.
A los y las que estáis dedicando vuestro tiempo para encontrar una vía digna para el Teatro Amateur y su Federación, ¡ánimo! Sois muy válidos y confiamos en vuestro trabajo y propuestas que al final aprobaremos entre los Grupos. A todos y todas gracias eternas. 
Y quería finalizar con el artículo que hoy ha salido en prensa firmado por Daniel Aldaya un brillante poeta de Pamplona con libros editados y profesor en varios Cursos de Poesía (Condestable y Villava entre ellos) y al que robamos uno de sus poemas, Martes por la tarde, para incluirlo en nuestro montaje. Quiero reflejarlo aquí porque las últimas frases las siento como un canto a éste, nuestro Teatro Amateur. Un hermoso canto como solo puede hacerlo un poeta. Gracias Dani.

POR AMOR AL ARTE

En el mundillo del teatro es habitual desearse “mucha mierda”, la misma que antaño acumulaban los coches de caballos apostados en la puerta del local y que indicaba una saludable asistencia de público. Debió de recibir mucha, pero que mucha, el grupo amateur Zarrapastra este domingo, porque la casa de cultura de Villava estaba a rebosar. Bajó el telón casi por última vez y comenzó a despedirse. Representa, sin pretenderlo, a muchos hombres y mujeres que ensayan cuando han finalizado su jornada laboral, restando tiempo a familia, amigos y tareas cotidianas. Todo por mantener un sueño en pie. Solo para recordarnos que seguimos vivos.