miércoles, 18 de febrero de 2015

Centro Cultural Tafalla Kulturgunea


El pasado viernes 13  se inauguró de tiros largos el nuevo Centro Cultural Tafalla Kulturgunea. 

Al día siguiente continuaba el Carnaval llenando la calle de personajes variopintos que los próximos días harán uso de este nuevo equipamiento mayoritariamente como espectadores.


Han pasado tres años desde que concluyeran las obras del llamado hasta ahora Espacio Escénico, más de una década de gestiones y casi treinta años de lamentos y reivindicaciones tras la pérdida del emblemático Teatro Gorriti en nuestra ciudad.
Tafalla que sería de las primeras poblaciones navarras que sufrieron la pérdida de interés comercial en la década de los ochenta y la falta de iniciativa pública por mantener espacios para la cultura; va a ser la última en cerrar con la apertura de este Centro Cultural un ciclo de fuertes inversiones en grandes infraestructuras culturales en Navarra en muchos casos infrautilizadas.
El público tendrá la última palabra. Según los entendidos habrá “un antes y un después en la cultura tafallesa” y de eso no hay ninguna duda; pero el público ha escrito ese “antes” y decidirá el destino de este centro que igual no exagero al decir que multiplica por veinte el equipamiento cultural de nuestra ciudad y comarca con 7.694 metros cuadrados.



¿Qué le hace al público dejar su casa abandonando atrás el televisor apagado? ¿Será precisamente la oportunidad de ver las estrellas televisivas en vivo y en directo? ¿Ver a su vecino o familiar sobre el escenario?
Hay algo que hacer por aumentar el interés del público por las manifestaciones artísticas y una de las cosas más importantes es dinamizar la participación social en la cultura.
Sin embargo hemos apreciado en los últimos años en Navarra, paralelamente a la apertura de estos macro centros culturales, dificultades para que accedan a ellos los grupos y asociaciones que trabajan desde la base por mantener un tejido cultural activo.
Tafalla afortunadamente no va a perderse en ese devenir. La existencia de un Patronato de Cultura con representación de los grupos culturales de la ciudad y la riqueza de las asociaciones locales en todas las manifestaciones artísticas, contribuirá sin duda a llenar de contenido este deseado espacio; pero siempre habrá algo más que hacer.
En cuanto a teatro las nuevas instalaciones en Tafalla ampliarán las posibilidades de acceder a espectáculos de mayor formato. No de mayor calidad, pues el modesto salón de la Casa de Cultura ha acogido actuaciones inolvidables; pero podrá haber más representaciones siempre que el público lo demande.
También mejoran sensiblemente las condiciones de trabajo de los grupos con las salas de ensayo del nuevo centro y si se mantiene el apoyo que desde el Patronato de Cultura se viene dando a las iniciativas locales podemos soñar con una rica y variada programación teatral en la que nunca ha faltado en Tafalla el teatro local, comarcal, amateur y profesional navarro. Es una tarea permanente de los creadores autóctonos mantener una oferta interesante para el público pero también es de señalar la labor de apoyo a las compañías y grupos navarros por parte de los programadores culturales. Por eso felicito desde aquí el homenaje recibido por el coordinador de Cultura de Tafalla en el acto inaugural del nuevo Centro.



En un acto (la inauguración del Tafalla Kulturgunea), la Casa de Cultura de Tafalla, que no cerró sus puertas para participar de esta celebración; pasó a ser “antigua Casa de Cultura” y los que añoramos el Teatro Gorriti, añoraremos el salón de actos de la Casa La Rentería que muchas veces resultó incómodo e insuficiente pero otras muchas ha sido acogedor y cercano.
El Teatro Gorriti vio desfilar poco a poco sus últimos espectáculos de variedades, sus últimas comedias y cerró sus puertas con un sentido homenaje a dos artistas locales. En sus ruinas Gabalzeka dio el doloroso adiós definitivo; pero la Casa de Cultura cerró el viernes pasado de un portazo sus puertas al teatro; quizás sin recibir su merecido homenaje por haber mantenido viva estos años la histórica afición al teatro de nuestra ciudad.

Gabalzeka y Puntido Teatro abrirán al teatro el nuevo espacio los próximos 5 y 6 de marzo con dos reposiciones “El escenario del crimen” y “Maribel y la extraña familia".
Esperamos que las 445 butacas se llenen de espectadores para disfrutar el encuentro en este nuevo equipamiento que necesitará el apoyo de la ciudadanía para justificar un uso racional y pleno de contenido.  

Javier Salvo




Estrenamos "Hay que salvar a mamá"

El domingo 22 de febrero a las 18 horas, Incierto Troupe estrena un nuevo montaje: "Hay que salvar a mamá" para público familiar.


Ha sido muy interesante toda la investigación realizada durante los ensayos para intentar desaprender actitudes adultas, voces, gestos, miradas... y volver de nuevo a la infancia, a ese momento ilusionante en donde todo es posible, en donde todo lo que se imagina se hace real.

El resultado es un trabajo divertido realizado en dos lineas paralelas a través de las cuales la persona adulta estará viendo personajes cotidianos mientras que los niños y niñas que se acerquen al teatro verán a través de la linea imaginaria ogros, hadas y brujas tan reales para ellxs como para los adultos lo es la línea cotidiana.

Coreografías, una escenografía cambiante para representar esa ciudad nocturna tan desconocida para Elena y Markel, personajes que asustan, coches con las letras de Fin pintadas en el cristal de atrás... ¡Menuda aventura!